jueves, 20 de abril de 2017

Hi

Hi!

You got me very interested. I would really like to know you closer!
I want to communicate with you and learn about your interests, hobbies.
I hope for mutual understanding and possible reciprocity.

Actually, I would like to meet and talk with an interesting and nice man!


Olga

Hi

Hi!

You got me very interested. I would really like to know you closer!
I want to communicate with you and learn about your interests, hobbies.
I hope for mutual understanding and possible reciprocity.

Actually, I would like to meet and talk with an interesting and nice man!


Olga

Hi

Hi!

You got me very interested. I would really like to know you closer!
I want to communicate with you and learn about your interests, hobbies.
I hope for mutual understanding and possible reciprocity.

Actually, I would like to meet and talk with an interesting and nice man!


Olga

Hi

Hi!

You got me very interested. I would really like to know you closer!
I want to communicate with you and learn about your interests, hobbies.
I hope for mutual understanding and possible reciprocity.

Actually, I would like to meet and talk with an interesting and nice man!


Olga

INTERESANTE: LAS PAPAS, DE AMÉRICA A EUROPA...

 

MÉTODO JAPONES PARA RELAJARSE

 

Evangelio según san Juan (20,19-31) y Reflexiones del 2° Domingo de Pascua (23 de Abril, 2017) ¡LA PAZ SEA CON USTEDES!

A todo aquel que quiera conocer a JESUCRISTO RESUCITADO

Evangelio según san Juan (20,19-31) y Reflexiones del 2° Domingo de Pascua (23 de Abril, 2017) ¡LA PAZ SEA CON USTEDES!

Permite, amado señor Jesús, que todos vean en mí aunque sea un poquito de ti. Quédate siempre conmigo y empezaré a resplandecer como Tú, a brillar lo suficiente para que pueda ser una luz para todos mis hermanos.

_____________________________________________________________________________________________

Primera lectura: Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (2,42-47):

 

Los hermanos eran constantes en escuchar la enseñanza de los apóstoles, en la vida común, en la fracción del pan y en las oraciones. Todo el mundo estaba impresionado por los muchos prodigios y signos que los apóstoles hacían en Jerusalén. Los creyentes vivían todos unidos y lo tenían todo en común; vendían posesiones y bienes, y lo repartían entre todos, según la necesidad de cada uno. A diario acudían al templo todos unidos, celebraban la fracción del pan en las casas y comían juntos, alabando a Dios con alegría y de todo corazón; eran bien vistos de todo el pueblo, y día tras día el Señor iba agregando al grupo los que se iban salvando.

 

Palabra de Dios        

_____________________________________________________________________________________________

Salmo  117

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

Diga la casa de Israel: 

eterna es su misericordia.

Diga la casa de Aarón: 

eterna es su misericordia.

Digan los fieles del Señor: 

eterna es su misericordia.

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

Empujaban y empujaban para derribarme, 

pero el Señor me ayudó; 

el Señor es mi fuerza y mi energía, 

él es mi salvación. 

Escuchad: hay cantos de victoria 

en las tiendas de los justos.

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

La piedra que desecharon los arquitectos 

es ahora la piedra angular. 

Es el Señor quien lo ha hecho, 

ha sido un milagro patente. 

Éste es el día en que actuó el Señor: 

sea nuestra alegría y nuestro gozo.

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

_____________________________________________________________________________________________

Segunda lectura: Lectura de la primera carta del apóstol san Pedro (1,3-9):

 

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha hecho nacer de nuevo para una esperanza viva, para una herencia incorruptible, pura, imperecedera, que os está reservada en el cielo. La fuerza de Dios os custodia en la fe para la salvación que aguarda a manifestarse en el momento final. Alegraos de ello, aunque de momento tengáis que sufrir un poco, en pruebas diversas: así la comprobación de vuestra fe –de más precio que el oro, que, aunque perecedero, lo aquilatan a fuego– llegará a ser alabanza y gloria y honor cuando se manifieste Jesucristo. No habéis visto a Jesucristo, y lo amáis; no lo veis, y creéis en él; y os alegráis con un gozo inefable y transfigurado, alcanzando así la meta de vuestra fe: vuestra propia salvación.

 

Palabra de Dios

 

_____________________________________________________________________________________________

Este domingo 23 de Abril 2,017, 2º domingo de Pascua, celebramos, llenos de júbilo, uno de nuestros primeros encuentros con el Dios Jesús, "Jesucristo" rescucitado de la muerte, del dolor, de su pasión, pero también en las primeras fases, ya, del tiempo D.C. de la gran encomienda de nuestra propia resurección, La paz y el perdón.

"LA PAZ ESTE CON VOSOTROS" son sus primeras palabras.  Estos son los grandes ofrecimientos de Nuestro señor rescucitado.Ofrecimientos para la resurección en vida hacia las Virtudes de la Verdad y el ofrecimiento final de la resurección a la Vida Eterna, junto a Él.

El Jesús rescusitado, no es un Jesúcristo de rencores, ni de escondimientos;  ahora mas que nunca sabe que tiene que dejar establecidas en su acompañantes y discípulos, las nuevas tareas y recomendaciones en la larga faena que les espera. 

Paz, Espíritu, Perdón, Misión, Fe, Vida. Son palabras que Jesús pronuncia y que resumen de modo genial las características de sus seguidores y seguidoras para los nuevos tiempos de cualquier Nueva Semana. 

El centro de la experiencia pascual es el encuentro con alguien vivo, que nos libera del miedo y del desencanto y nos descubre el camino que conduce a la verdadera paz: la armonía del ser humano consigo mismo y con los demás, con la naturaleza y con Dios.

El encuentro con Jesús resucitado es un regalo. Los discípulos no hacen nada para provocarlo. Los relatos insisten en que es Jesús el que toma la iniciativa. Es él quien se les impone lleno de vida, 
obligándoles a salir de su desconcierto e incredulidad.

Se pone repetidamente en sus labios un saludo significativo: ¡LA PAZ SEA CON VOSOTROS!

Cristo Resucitado con sus reiteradas apariciones muestra, una vez más, su entrañable misericordia hacia sus discípulos tan necesitados de ser fortalecidos y confirmados en la fe en la Resurrección, para que luego sean sus testigos y puedan anunciarle al mundo entero.

"Al atardecer de aquel día, el primero de la semana". La institución del primer día de la semana como Día del Señor, como Domingo, en sustitución del venerable sábado, tuvo lugar a causa de estos encuentros con EL SEÑOR RESUCITADO.

_____________________________________________________________________________________________

Evangelio según san Juan (20,19-31), del domingo, 23 de abril de 2017

Lectura del santo evangelio según san Juan (20,19-31):

 

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos.

Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.»

Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor.

Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.»

Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»

Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.»

Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.»

A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: «Paz a vosotros.»

Luego dijo a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.»

Contestó Tomás: «¡Señor mío y Dios mío!»

Jesús le dijo: «¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.»

Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Éstos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.

 

Palabra del Señor

_____________________________________________________________________________________________

 

JESÚS SALVARÁ A LA IGLESIA

"Estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos". Estaban aterrados ante el posible acoso de los enemigos, pues estarían irritados con el supuesto robo del cuerpo del Señor. Aterrados por la ejecución de Jesús, los discípulos se refugian en una casa conocida. De nuevo están reunidos, pero no está con ellos Jesús. En la comunidad hay un vacío que nadie puede llenar. Les falta Jesús.

¿A quién seguirán ahora?

¿Qué podrán hacer sin él?

"Está anocheciendo" en Jerusalén y también en el corazón de los discípulos.

Dentro de la casa, están "con las puertas cerradas" . Es una comunidad sin misión y sin horizonte, encerrada en sí misma, sin capacidad de acogida. Nadie piensa ya en salir por los caminos a anunciar el reino de Dios y curar la vida. Con las puertas cerradas no es posible acercarse al sufrimiento de las gentes.

Los discípulos están llenos de "miedo a los judíos" . Es una comunidad paralizada por el miedo, en actitud defensiva. Solo ven hostilidad y rechazo por todas partes. Con miedo no es posible amar el mundo como lo amaba Jesús, ni infundir en nadie aliento y esperanza.

De pronto, Jesús resucitado toma la iniciativa. Viene a rescatar a sus seguidores. Fue entonces cuando "entró Jesús, se puso en medio" como siempre, como el amigo que era antes, con deseos de estar con ellos, de conversar, de compartir, es Jesús amigo misericordioso y amable, "y les dijo: PAZ A USTEDES, les saluda, les sonríe, habla con ellos, como tantas veces. Jesús resucitado vive en su Iglesia, está en medio de su Iglesia, protegiéndola, asistiéndola, defendiéndola como Buen Pastor.

La paz del Resucitado es la paz, fruto del Espíritu Santo, es la paz del Príncipe de la paz, el compendio de todos bienes y bendiciones de Dios, rico en misericordia; es la paz que brota del Corazón de Cristo vivo e inunda las almas de todos aquellos que lo reciben con un corazón dócil y humilde; la paz de la Resurrección es una persona: El Señor crucificado y resucitado. Confiemos en la misericordia de Jesús, que nos consuela en nuestras horas más bajas y desoladas como hizo con los suyos. La pequeña comunidad comienza a transformarse. Del miedo pasan a la paz que les infunde Jesús. De la oscuridad de la noche pasan a la alegría de volver a verlo lleno de vida. De las puertas cerradas van a pasar pronto a la apertura de la misión.

Jesús les habla poniendo en aquellos pobres hombres toda su confianza: "Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo". No les dice a quién se han de acercar, qué han de anunciar ni cómo han de actuar. Ya lo han podido aprender de él por los caminos de Galilea. Serán en el mundo lo que ha sido él.

Jesús conoce la fragilidad de sus discípulos. Muchas veces les ha criticado su fe pequeña y vacilante. Necesitan la fuerza de su Espíritu para cumplir su misión. Por eso hace con ellos un gesto especial. No les impone las manos ni los bendice como a los enfermos. Exhala su aliento sobre ellos y les dice: "Recibid el Espíritu Santo".

Solo Jesús salvará a la Iglesia. Solo él nos liberará de los miedos que nos paralizan, romperá los esquemas aburridos en los que pretendemos encerrarlo, abrirá tantas puertas que hemos ido cerrando a lo largo de los siglos, enderezará tantos caminos que nos han desviado de él.

Lo que se nos pide es reavivar mucho más en toda la Iglesia la confianza en Jesús resucitado, movilizarnos para ponerlo sin miedo en el centro de nuestras parroquias y comunidades, y concentrar todas nuestras fuerzas en escuchar bien lo que su Espíritu nos está diciendo hoy a sus seguidores y seguidoras.

 

https://lh3.ggpht.com/-gZ8fVSV2Ddo/UIjoMCsi8KI/AAAAAAAAbgQ/3WD0q0lJR_s/jesuscristo-llor%2525C3%2525B3-04_thumb%25255B5%25255D.gif?imgmax=800

"Y les enseñó las manos y el costado".

Los Apóstoles y discípulos mirarían y tocarían con atención y reverencia las sagradas cicatrices. Manos heridas, costado abierto, heridas  que brillan como trofeos de victoria; las llagas benditas en el cuerpo luminoso de Jesús nos están hablando a gritos del amor misericordioso del Señor, nos declaran el amor hasta el extremo de Cristo, son la prueba evidente de la batalla que ha librado contra Satanás, el pecado y la muerte por amor a cada uno de nosotros; su costado traspasado y abierto es invitación insistente a entrar en la intimidad de Dios. "Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor". La alegría que surge en los corazones y se manifiesta en los labios y en los ojos de los discípulos es fruto de la Pascua, signo de la presencia del Resucitado en medio de nosotros. Es Él, el de siempre. Todos sonríen, una felicidad profunda, que no es de este mundo, comienza a brotar  en los corazones de todos los presentes, ya se han disipado las negras dudas; y las tinieblas del temor y la incertidumbre se han trocado en gozo luminoso, pascual. Ya nada ni nadie podrá quitarnos esa alegría. No tenemos ningún motivo para la tristeza. La Resurrección es para nosotros una fiesta.

"Como el Padre me ha enviado, así también los envío yo". Jesús confía a sus Apóstoles su misma misión, la que el Padre le ha encomendado a Él, así se manifiesta igual al Padre en el poder de enviar; misión que han de prolongar a través del tiempo y el espacio hasta el fin del mundo, y así envía a los Apóstoles para que sean como Él, ministros de pacificación y reconciliación. Para esta gran misión necesitan la fuerza vivificadora del Espíritu. Por eso "soplo sobre ellos y les dijo: Reciban el Espíritu Santo; a quienes les perdonen los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengan, les quedan retenidos".

_____________________________________________________________________________________________

 

Con afecto, aprecio y la fe en Jesucristo resucitado y vivo entre nosotros…

 

Sacerdote José Antonio Pagola (Parroquia de San Vicente Mártir de Abando, Bilbao – España).

_____________________________________________________________________________________________

«Jesús se presenta en medio de ellos y les dice: "Paz a vosotros"»

    Más que nunca tenemos necesidad de entender esta palabra de Cristo Resucitado: "¡No tengáis miedo!" Es una necesidad para el hombre de hoy… que no cesa de tener miedo en su fuero interno y no sin razón… Es igualmente una necesidad para todos los pueblos y todas las naciones del mundo entero. Es necesario que, en la conciencia de cada ser humano, se fortifique la certeza de que existe Alguien que tiene en sus manos el futuro del mundo que pasa, Alguien que guarda las llaves de la muerte y de  los abismos (Ap 1,18), Alguien que es el Alfa y la Omega de la historia del hombre (Ap 22,13), ya sea individual o colectiva; y sobre todo la certeza de que este Alguien es Amor, el Amor hecho hombre, el Amor crucificado y resucitado, el Amor siempre presente en medio de los hombres. Él es el Amor eucarístico. Es fuente inagotable de comunión. Es el único a quien podemos creer sin la más mínima reserva cuando nos pide: "¡No tengáis miedo!"

San Juan Pablo II (1920-2005), papa

Cruzando El Umbral de la Esperanza, "Para no tener miedo"

Re: Reformas constitucionales

En espera.
Gracias Juancho.


Edgardo.

El 18 de abril de 2017, 21:54, Juan Jose Pratdesaba <juanjo@pratdesaba.net> escribió:

Sería muy valioso que los compañeros abogados de este foro, especialmente los constitucionalistas, nos den su opinión respecto a las reformas constitucionales que se están discutiendo en el Congreso.

 

Juan José Pratdesaba B.

 

 

 

 

 

 

 




--
EDGARDO CUEVAS QUEZADA

What's up

What's up, Big Boy?

My name is Violette, what's yours? I can not wait to meet you in private.
I was going to have a nice talk with you in chat but you had gone offline.

May I ask you to write me a few words some day? Trust me, it's going to be lots of fun.
I'll be waiting for your letter...

Do not respond to this message, reply to address vekudryavtseva1978@rambler.ru



Love and kisses,
Violette