lunes, 3 de abril de 2017

about your ad on craigslist

Hello

view message here : www.crvnt.rdiply.top

 

To unsubscribe from the mailing list  Click here :  www.unsr.rdiply.top

Diez razas alemanas de perros

Diez razas alemanas de perros

El pastor alemán es conocido mundialmente, como los dóberman y los rottweiler. Pero Alemania tiene muchos ejemplos de la riqueza de su producción canina.

 

Gran danés

Pues no, no son daneses. Estos gigantes amables son alemanes y se desarrollaron cuando las familias reales germanas empezaron a criar perros cada vez más grandes. En la actualidad, son la raza de mayor tamaño como lo muestra George, coronado como el "perro más grande del mundo" en 2010. Los gran daneses son conocidos también como dogos alemanes, para honrar su verdadero origen.

 

 

¿Perro esquimal americano o Spitz alemán?

Poco después de la Primera Guerra Mundial, los estadounidenses se olvidaron del origen alemán de estos perros y los llamaron "americanos". El American Kennel Club lo considera una raza aparte, contradiciendo a la Federación Cinológica Internacional, que sostiene que la raza debe denominarse como corresponde: Spitz alemán.

 

Boxer

En 1895 tres muniqueses cruzaron a un bulldog con un ejemplar de raza aún desconocida. Este experimento, que duró varias generaciones de perros, dio como resultado a un animal que es conocido por la particularidad de su rostro. De dónde proviene el nombre de boxer es otro misterio en la historia de estos canes.

 

Perro salchicha

Su nombre en alemán, Dachshund, surge del hecho de que se trata de un perro criado para cazar en los techos. Gracias a su tamaño, puede perseguir a sus presas hasta sus escondites. Como entonces, los salchichas son buenos mordedores: cuando Guillermo II llegó de visita donde el príncipe heredero de Austria, Francisco Fernando, vio cómo su mascota se comía a los faisanes de su anfitrión.

 

Münsterländer pequeño

El Münsterländer pequeño debe agradecer su resurgimiento al alemán Edmund Löns, quien en 1902 reconoció en esta raza olvidada al excelente cazador de fino pelaje que es. Los pequeños Münsterländer son los perros de muestra (los que señalan cuando hay una presa) de menor tamaño que existen, y los altos estándares de cría hacen de ellos una raza cada vez más difícil de encontrar.

 

Braco de Weimar

Tienen una piel plateada, ojos llamativos y son biológicamente dependientes del afecto humano. Su origen se halla en Weimar, donde unos criadores querían una raza que sirviera para la caza y que, al mismo tiempo, fuera ideal para las familias. Los bracos de Weimar eran tan populares que, cuando se empezaron a exportar, fueron esterilizados para limitar su reproducción. Pero no resultó.

 

Dóberman

A solo medio día de distancia a pie de Weimar se encontraba en el siglo XIX la ciudad de Apolda, donde vivía Friedrich Louis Dobermann. Para su protección personal, este recaudador de impuestos quería crear una raza especial. Y mezclando distintos ejemplares logró lo que buscaba: un animal que sirviera para su seguridad e impusiera respeto por pura presencia: un dóberman.

 

Rottweiler

En la Edad Media estaban a cargo de proteger al ganado y perseguir a los ladrones. El rottweiler fue el mejor amigo y más leal compañero de los comerciantes en los siglos XVIII y XIX. Fue criado en la ciudad alemana de Rottweil, en esa época un importante centro de comercio. Estos perros tienen la mordida más poderosa de todas las razas.

 

Pastor alemán

"Horand von Gafrath" se llamaba el primer pastor alemán registrado. La historia dice que en 1899 el ejemplar fue inscrito en el libro de la Asociación para Perros Pastores Alemanes. Los nazis ensalzaron a esta raza e incluso el mismo Adolf Hitler tuvo varios ejemplares, como su querida Blondi. Los pastores alemanes, poseedores de un gran olfato, sirven como perros policiales, guías y rescatistas.

 

Schnauzer

Los schnauzer están estrechamente emparentados con los pinschern, aunque se diferencian en los ojos y la nariz. Antiguamente, los schnauzer eran usados en el sur de Alemania para cazar ratas. Para protegerlos de los afilados dientes de estos roedores, los perros sufrían la amputación de las orejas y la cola, una práctica que hoy está prohibida.

 

El anillo de la Virgen María -Catedral de Perugia, Italia-

El anillo de la Virgen María -Catedral de Perugia, Italia-

Se encuentra este anillo en la Catedral de Perugia (Umbría, Italia) desde 1473 y está tallado en piedra de cuarzo calcedonio, pero ya desde el siglo X se encontraba en Chiusi (Toscana, Italia), procedente de Jerusalén. Según la tradición, la Virgen lo habría entregado al apóstol Juan antes de morir. Mucho tiempo después, no sabemos cómo, llegó a manos de un comerciante de Jerusalén que lo vendió a un orfebre de Chiusi.

 

Hugo Tuscia, duque de Toscana se había casado con Judit, una sobrina del emperador Otón III. Un orfebre de Chiusi llamado Ranieri en 985 tuvo la noticia de que un judío romano de vuelta de Oriente había traído consigo diversas joyas y piedras preciosas. La duquesa lo envió a Roma con el encargo de comprar buenas joyas para ella. Y así lo hizo.

 

El judío, para agradecerle la buena venta, regaló al orfebre un anillo de ónix de factura modesta. Raniero inicialmente se creía que se trataba de una burla, pero el judío le dijo que aquél anillo era tan precioso que no habría podido comprarlo ni con todo el dinero del mundo, porque era el anillo con el cual José desposó a María de Nazareth. Su familia lo había pasado de generación en generación y aunque no profesaran el cristianismo, lo habían conservado siempre con mucho respeto. Le dijo que lo guardase en un lugar digno y que le fueran devotos. El orfebre no dio demasiado crédito a las palabras del judío y cuando volvió a Chiusi lo puso en una caja junto con otras cosas y lo olvidó.

 

Después de unos años murió su único hijo. Pero durante la ceremonia fúnebre se produjo un prodigio: el muchacho abrió los ojos y se puso sentado sobre el ataúd. Contó que llegó a las puertas de paraíso donde vio a la Virgen quien le dijo de volver junto a su padre para convencerle que tenía que creer lo que se le había dicho a propósito del anillo. Y así el anillo fue inmediatamente expuesto a la veneración de los feligreses en dicha iglesia.

 

En el siglo XV el anillo aun se encontraba en Chiusi, a cargo de los frailes franciscanos, pero en 1473 fue robado por uno de los frailes, Winter de Maguncia, de origen alemán, que tal vez quería llevarlo a su país. Durante su huida de Chiusi, una espesa niebla lo obligó a quedarse en Perugia; pero arrepentido de lo que hizo decidió dejar la reliquia en ese lugar.

Durante algunos años el anillo fue conservado en la Capilla de los Decenviros de los Priores y sucesivamente, en cuanto fue terminada la catedral, en 1488, fue confiado a los canónigos de la Compañía de San José y conservado en la misma catedral, dedicada a San Lorenzo, en la Capilla de San José dedicada al Santo Anillo, donde aún hoy se guarda y se venera. El anillo dejó Perugia sólo en una ocasión, cuando el papa Sixto IV consiguió llevarlo a Roma y fue luego devuelto por Inocencio VIII.

 

El anillo, de color verde claro translúcido, es de calcedonio aunque anteriormente se creyó que era de ónix. Está custodiado en un precioso relicario, obra de los orfebres de Perugia Bino di Pietro y Federico y Cesarino del Roscetto, y está protegido por dos cajas fuertes, una de madera y otra de hierro, colocadas en una cámara a ocho metros por encima del altar, y protegidas por un frontal de madera.

 

Para abrirlas son necesarias 14 llaves, siete de las cuales se conservan por el Ayuntamiento, cuatro por los canónigos de la Catedral, una por el arzobispo, una por el Noble Colegio del Cambio y una por el Colegio de la Mercancía. El anillo cuelga de una cadenita de oro, en el interior de su relicario, a su vez pegada a una corona de plata dorada con incrustaciones de piedras preciosas.

 

La reliquia se expone los días 29 y 30 de julio, en ocasión de la fiesta del Santo Anillo, es decir en la memoria litúrgica de la boda de la beata Virgen María y aniversario de la llegada a Perugia de la reliquia, y también el 12 de septiembre, fiesta del Santísimo Nombre de María.

 

La ceremonia es conocida con el nombre de 'La bajada del Santo Anillo': después de la apertura de las cajas fuertes el relicario es bajado al nivel del altar de la capilla a través de un procedimiento mecánico con forma de nube plateada, seguido de la solemne ostensión. Últimamente también es retransmitida en directo sobre pantallas gigantes colocadas dentro y fuera de la catedral.

 

Un examen gemológico realizado en 2004 determinó que se trata de una pieza oriental del siglo I d.C. y su función podría haber sido la de un anillo-sello.   

 

Lenín Moreno gana la presidencia de Ecuador con 51.11% de votos + No hubo fin de ciclo

Lenín Moreno gana la presidencia de Ecuador con 51.11% de votos

 

Guillermo Lasso, el candidato derechista, rechaza el resultado y llama a la protesta pacífica

La diferencia entre ambos aspirantes fue de 212 mil sufragios, de acuerdo con cifras del CNE

Lenín Moreno, candidato del movimiento gobernante Alianza País, de 64 años, fue proclamado ganador de la elección presidencial en Ecuador por estrecho margen sobre el aspirante Guillermo Lasso (imagen de la derecha), de la coalición CREO-Suma. El oficialista obtuvo 51.11 por ciento de votos por 48.89 por ciento del rivalFoto Xinhua

Dpa, Reuters, Afp y Ap

 


Lunes 3 de abril de 2017, p. 25

Quito.

El candidato oficialista y ex vicepresidente Lenín Moreno se impuso con 51.11 por ciento de votos al empresario derechista Guillermo Lasso, quien obtuvo 48.89 por ciento, en la segunda vuelta de la elección presidencial celebrada en Ecuador este domingo, anunció por la noche el Consejo Nacional Electoral (CNE) con 95.5 por ciento de votos escrutados.

 

Horas antes de que el CNE diera por vencedor a Moreno, candidato de Alianza País, con una diferencia de 212 mil votos, ambos candidatos habían proclamado su victoria ante miles de simpatizantes. Sondeos a boca de urnas dados a conocer tras el cierre de las votaciones vaticinaron la victoria de los dos postulantes, lo que generó incertidumbre a lo largo de la tarde.

 

Lasso, de la coalición CREO-Suma, rechazó los resultados y advirtió que los delegados de su partido presentarán objeciones en todas las provincias del país debido a que no coinciden las actas originales con las cifras del CNE; indicó que se puso en contacto con el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

 

"Actuemos de manera pacífica, pero firme, en nuestra protesta que es legítima en democracia, y vamos a decir: 'no me robes el voto' porque queremos un cambio en Ecuador", afirmó Lasso en rueda de prensa. Y dirigiéndose al mandatario saliente, Rafael Correa, advirtió: no juegue con fuego... aquí hay gente que no le ha tenido miedo, que lo segurirá enfrentando, no juegue con el pueblo.

 

Casi al mismo tiempo, miles de enardecidos seguidores de Lasso tumbaron vallas metálicas y llegaron casi al pie de la sede del Consejo Nacional Electoral, en el norte capitalino, mientras decenas de policías trataban de contener la avalancha en medio de golpes, empujones y ánimos crispados.

 

¡Fraude, fraude!, era el grito de este grupo, mientras del otro lado, a unas cuatro cuadras, cientos de personas que apoyan a Moreno bailaban y cantaban: ¡Sufre, Lasso, sufre!, ¡Llora, banquero, llora!

 

También se reportaron incidentes en el puerto de Guayaquil, donde el candidato Lasso aguardó los resultados oficiales.

 

A las 8:30 de la noche el presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, comenzó a divulgar boletines con los resultados. Ecuador, indicó, merece la responsabilidad ética de sus actores políticos de reconocer la decisión democrática del pueblo en las urnas. El pueblo se pronunció en paz y con respeto al orden público. Es importante que hoy respetemos a la ciudadanía. Aquí ni se ha regalado ni se ha quitado un solo voto a nadie.

 

Alrededor de las 8 de la noche, en un conteo rápido la institución Participación Ciudadana aseguró que había un empate técnico, con diferencia de 0.6 por ciento de sufragios.

 

Una hora antes, Moreno se proclamó ganador. Tenemos datos completamente certeros. ¡Hemos ganado las elecciones!, gritó ante una multitud de partidarios reunidos en un hotel de la capital.

 

Moreno, de 64 años, con paraplejia desde 1998 luego de recibir un disparo en un asalto, y quien acompañó al presidente Rafael Correa en la vicepresidencia desde su asunción en 2007 hasta 2013, prometió con Alianza País: vamos a seguir construyendo el camino, se ha hecho mucho, pero nos toca la tarea que falta por hacer.

 

Su trabajo por las personas con discapacidad en Ecuador lo proyectó a Ginebra para desempeñarse de enviado especial del secretario de la Organización de Naciones Unidas sobre Discapacidad y Accesibilidad entre 2014 y 2016. En 2012 fue nominado por su trabajo social al premio Nobel de la Paz.

 

Lasso, de 61 años, y quien quedó en segundo lugar en la primera vuelta celebrada el 19 de febrero, es miembro del Opus Dei, reconocido por llevar al Banco Guayaquil, de su propiedad, a ser uno de los principales de Ecuador con un proyecto de bancarización a microempresarios. Fue ministro de Economía y Energía vinculado al gobierno de Jamil Mahuad, en cuyo mandato se desató la crisis de 1999, y ha sido muy crítico de la gestión de Correa.

 

El presidente, que debe entregar el poder el 24 de mayo después de más de 10 años de gobierno, había calificado de decisivo el resultado para la izquierda en su país, y para la derecha en América Latina, ante la reciente reacción conservadora que se vive en algunos países de la región.

 

Un total de 12 millones 800 mil electores fueron convocados a las urnas; votaron 9 millones 440, según cifras proporcionadas por el CNE.

 

Más de 378 mil ecuatorianos estaban autorizados a sufragar en el exterior. El voto en Ecuador es obligatorio para los ciudadanos de entre 18 y 65 años. La abstención genera una multa de 37.50 dólares, y ocho dólares adicionales por la papeleta electoral.

 

Cuatro misiones de observadores electorales estuvieron presentes en la jornada: la OEA, la Unión de Naciones Sudamericanas, la Unión Interamericana de Organismos Electorales y la Asociación Mundial de Organismos Electorales.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

No hubo fin de ciclo

 

*

Dedicado a mis queridos amantes del apocalipsis

 

 

Disculpen el baile de números. Son 25 elecciones presidenciales en los últimos 15 años en 7 países (Venezuela, Bolivia, Uruguay, Nicaragua, Argentina, Brasil y Ecuador), y solo una vez, una única vez, la oposición neoliberal ganó en las urnas. 1 de 25; 4% es el porcentaje alcanzado por la restauración conservadora cuando se trata de elegir en las urnas al nuevo presidente en un país gobernado por un proyecto progresista. Lo logró Macri en Argentina en el 2015.

 

La única excepción que confirma la regla. Lo de Brasil no cuenta porque fue a través de un golpe de Estado parlamentario. Y en el resto de ocasiones, Capriles, Doria Medina, Aécio Neves, Lacalle Pou-y así un listado interminable de nombres-no lograron obtener los votos suficientes para ser electos Presidente. El último de esta serie ha sido Guillermo Lasso en Ecuador como nuevo capítulo en esta larga lista de derrotados. De hecho,este banquero ya sabía lo que era perder contra la Revolución Ciudadana (en 2013).

 

Ecuador se decanta nuevamente por una opción no neoliberal. Lenín Moreno, representante del Alianza PAIS, ha sido el ganador en esta segunda vuelta con un 51,04% de los votos válidos. Esta vez le sacó 2 puntos a su contrincante; y en la primera vuelta fueron 11 puntos. Una vez más, los exponentes de la Restauración Conservadora vuelven a perder en las urnas frente a una propuesta progresista. 

 

El fin de ciclo ha muerto en América latina. De la misma manera que lo hicieron los portavoces de la derecha, y otros tantos que tiraron la toalla ante la mínima dificultad, ahora se debería afirmar, con resultado en mano,que nunca jamás hubo fin de ciclo. Ecuador calló la boca a todos aquellos que creyeron que el desgate, los errores y las mismas contradicciones al interior de los procesos de cambio se traducirían inmediatamente en el ocaso de una época. No.

 

De ninguna manera existen vasos comunicantes tan directos entre lo uno y lo otro. Nadie puede dudar de que estamos en una nueva etapa en la que los gobiernos progresistas han de reconducir los proyectos, sorteando nuevos obstáculos procedentes de una severísima restricción económica mundial.

 

No son tiempos para posponer la necesidad de identificar cuáles son las nuevas demandas de las mayorías para volver a sintonizar con ellas mirando más hacia el futuro en lugar de continuar recordando excesivamente todo lo logrado en el pasado. Estos y otros tantos dilemas de épocas son fruto de las transformaciones políticas, económicas, culturales y sociales que se han producido en un tiempo histórico muy reducido. Sin embargo, esto no significa que el ciclo progresista en América Latina haya muerto. 

 

La victoria de Macri en Argentina, la derrota en las legislativas en Venezuela y el No en el referendo en Bolivia provocaron una catarata de sentencias apresuradas sobre el fin de ciclo. Lo que debía haber sido interpretado como un socavón, con un alto grado de incertidumbre hacia lo que podría venir en el futuro, fue rápidamente considerado como un punto final concluyente. Estos traspiés coyunturales fueron concebidos como crepúsculo de una época sin más criterio que el deseo de que se cumpliera una profecía autocumplida. Pues en Ecuador se ha demostrado lo contrario. 

 

Con un contexto económico adverso, con un candidato que le tocaba suceder a un líder histórico como lo es Rafael Correa, con todos los expertos en campaña sucia aterrizados en el país, con diez años a cuestas que impiden presentarse electoralmente como lo nuevo, con todo eso en contra, Ecuador ha dicho no al fin de ciclo. Ha optado por la continuidad de la Revolución Ciudadana como proyecto político para cambiar el país a favor de su gente. Así que, Lenín Presidente. La Historia, siempre tan caprichosa. 

 

 

 

 

 

La niñez y adolescencia en Guatemala: una crónica de tragedia y barbarie + Latinoamérica tiene complejo de inferioridad + Lucha contra la impunidad

 

La niñez y adolescencia en Guatemala: una crónica de tragedia y barbarie

- Guatemala, 31 de marzo de 2017

La tragedia en el Hogar Virgen de la Asunción, el 8 de marzo recién pasado y que ha cobrado ya la vida de 41 niñas y jóvenes, hizo que la comunidad nacional e internacional colocara de nuevo sus ojos en Guatemala. Este repudiable acto contra las niñas ha generado un sin número de condenas, enojos, tristezas, impotencias colectivas, obligando a cuestionarnos como Estado, nuestro relacionamiento con las personas menores de edad.

 

Pensar en el horror que vivieron las niñas y adolescentes en este "hogar seguro", muchas de ellas ya traían consigo una historia de abusos y violencias, para que todavía en este hogar "de protección" se les abusara, violara, violentara e inclusive involucrara en redes de trata de personas, tráfico ilícito de migrantes y prostitución; no hay forma de explicar ese nivel de mafia, podredumbre humana, ética que ha hecho de la niñez y adolescencia una mercancía.

 

Hoy ha quedado al descubierto que las mafias, están incrustadas en el aparato estatal; si en un hogar de protección suceden estas cosas, no quiero imaginar lo que sucede en el resto de la institucionalidad estatal.

 

Las preguntas son infinitas, cuando se observan actos tan macabros, como han sido: el asesinato de las niñas a través de no dejarlas escapar del fuego y hacer que sus vidas se convirtieran en cenizas; la no localización de más de 106 niñas que huyeron del hogar y que siguen desaparecidas; el devolver a las niñas y niños a sus familiares o responsables a las condiciones que hicieron que el Estado asumiera su tutela; la falta de registros en el hogar seguro, etc. Todo esto denota la no importancia que el Estado le da a esta población.

 

Tratando de entender esta situación, las preguntas que me surgen son ¿cómo y cuáles han sido las imágenes de relacionamiento adulto-niñez- adolescencia construidas en Guatemala? vemos entonces, un sin número de formas de relacionamiento que abogan por colocar a la persona menor de edad como sujeto vulnerable, riesgoso o en riesgo, sin voz ni voto, y sujeto de una permanente corrección. Formas que configuran relacionamientos que reproducen el sistema patriarcal, conservador y autoritario que solo fomenta violencia y coerción.

 

Los retos son muchos, pero me quiero referir a tres:

1.      Definir al ente rector en materia de niñez y adolescencia en Guatemala. Si bien la Ley de Protección Integral de Niñez y Adolescencia de Guatemala (LEPINA) establece a la Comisión Nacional de Niñez y Adolescencia como el ente rector, vemos que existe una confusión con el rol y el papel de la Secretaría de Bienestar Social, ello no ha permitido tener claridad sobre quien es realmente el ente rector.



2. Hace falta incrementar las asignaciones presupuestarias en beneficio de la niñez y adolescencia que garanticen entre otros, el ejercicio de derechos como: identidad, educación, salud, seguridad, recreación, alimentación. Guatemala invierte Q.5.00 diarios por niña, niño y adolescente. Debemos elevar esta inversión.

3. Repensar la forma en que nos relacionamos con la niñez y adolescencia. No es posible seguir promoviendo esquemas autoritarios, que violenten a la niñez y adolescencia, no dejándolas expresarse, o estableciendo una comunicación en una sola vía del adulto a la niñez.

 

Por último, quisiera proponer que en el ejercicio de relacionamiento con la niñez y adolescencia se tomen en cuentan los principios de no discriminación, interculturalidad, no devolución, escucha a la persona menor de edad e Interés Superior del Niño (ISN) como marco que posibilite otras formas de relacionarnos y de reconocer como sujetos a las niñas, niños y adolescentes.

 

Según el Comité de Derechos del Niño, el interés superior del niño: "exige de una evaluación clara y a fondo de la identidad de éste, considerando su nacionalidad, crianza, antecedentes étnicos, culturales y lingüísticos, su historia, así como las vulnerabilidades y necesidades especiales de protección, tomando en cuenta su edad y género".

 

Es decir, no se trata de hacer lo que los adultos consideramos mejor, sino de evaluar estas condiciones y de escuchar lo que la niñez y adolescencia piensa sobre la situación que vive, para garantizarles de esta manera un espacio de seguridad y confianza.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Latinoamérica tiene complejo de inferioridad

Guatemala, 31 de marzo de 2017

No es infrecuente ver en cualquier punto de Latinoamérica a algún ciudadano (hombre o mujer) de aspecto aindiado, moreno, en definitiva: no-blanco, con el cabello teñido de rubio. En esta sufrida región del mundo, para ambientar un programa cultural radial o televisivo, en principio a cualquiera se le podría ocurrir usar música llamada "clásica" (música académica europea de los siglos XVII al XIX) y no, seguramente, cumbia o ranchera. Y si se trata de organizar una cena de lujo muy probablemente cualquier habitante latinoamericano pensaría en ofrecer langosta, algún plato con un complicado nombre en francés, lasagna quizá… pero seguro que no arepa, humita ni indio viejo.

 

Y por supuesto, para ir "bien" vestido, un varón debe llevar saco y corbata y una mujer tacones altos con joyas y mucho perfume; sería de "mal gusto" presentarse en güipil o con chaqueta de colores típicos. Los palacios gubernamentales, aún rodeados de palmeras y bajo abrasadores soles tropicales, deben tener muchas columnas jónicas y dóricas con amplias escalinatas de mármol como los de los "hombres blancos" del norte, y la juventud "chic" canta en inglés.

 

¿¡Cómo habría de tararear una canción en guaraní o en mapuche?! Y en diciembre, ¡por supuesto!, los malls (también se puede decir shopping centers) se llenan de pinos plásticos y nieve artificial con un viejo barbudo vestido con trajes de piel viajando en trineo (¿en nuestros países?). Si pensamos en pirámides fabulosas, pensamos en las de Egipto, olvidando que en Mesoamérica hay otras tan fantásticas como aquellas. Dato interesante: la civilización maya llegó al concepto de número cero hace más de mil años, cuando en Europa se cazaban brujas por herejía.

 

¿Por qué lo latinoamericano no es "civilizado"? ¿Maldición de Malinche?

¿Quién dice que no somos "civilizados"? ¿Cuál es el ícono representativo de nuestros países? Hombres borrachos y mujeriegos, en general flojos para el trabajo, mujeres provocativas con sensuales caderas y pechos semidesnudos, sucias y caóticas ciudades desorganizadas atestadas de vendedores ambulantes y niños de la calle, uniformados impunes que ejercen un poder dictatorial, un agro semifeudal con campesinos famélicos usando bueyes y machete para sus faenas diarias.

 

En general no se relaciona Latinoamérica con ciencia, tecnología, arte ni filosofía; pero sí se la asocia a atraso, a primitivismo, a sociedades detenidas en los siglos de la colonia española, profundamente católicas, llenas de prejuicios. Ahora bien: ¿de dónde sale esta cosmovisión? ¿Somos así los latinoamericanos? ¿O es la lectura que sobre nosotros produce el discurso imperial que nos condena a ser "indios" y "negros" atrasados proveedores de materias primas baratas?

 

Sin dudas en este momento, ya entrado el siglo XXI, esa tajante división de "civilización" y "barbarie" se ha atemperado un poco. El 12 de octubre ya no es el "día de la raza" o "de la hispanidad" sino el de la resistencia y la dignidad indígena. Hoy no es políticamente correcto decir "negro", y para eso tenemos el neologismo de "afrodescendiente", así como se va abandonando la grosera e hiriente expresión "indios" por la de "pueblos originarios".

 

Pero más allá de este barniz superficial –importante en algún nivel–, la exclusión persiste, y mucho. Es cierto que ya nadie va a importar "negros" del África para traerlos a trabajar a las plantaciones de la cuenca del Caribe, y ya no se venden fincas "con indios incluidos". Pero ser latinoamericano aún tiene un peso negativo que no es fácil de quitar.

 

Pero ¿quién dice que esta "bárbara" región del mundo es atrasada? En definitiva: ¿qué es eso del atraso? ¿Por qué sentirnos avergonzados de ser lo que somos? ¿Por qué sigue teniendo efecto sobre nosotros, los latinoamericanos, la odiosa maldición de Malinche?

 

En todo lugar del mundo y en cualquier momento histórico, al menos desde que hay sociedades divididas en clases donde una apropia el producto social excedente producido por la otra, el grupo dominante marca el rumbo. Esa dominación, la historia lo enseña descarnadamente, no se limita a un espacio geográfico inmediato: por el contrario, cuando una clase dominante crece y aumenta su capacidad de dominio, se torna imperialista.

 

Así, la dominación de los poderosos va más allá del grupo que habla su mismo idioma y la historia humana nos muestra que todo grupo de poder, cuando tuvo la ocasión de expandirse, conquistó y dominó a cuanto súbdito pudo. Ello sucedió en todos lados, también en la hoy conquistada Latinoamérica: los imperios maya, azteca o inca no eran "pobres indiecitos atrasados"; eran colosales mecanismos imperiales como lo fueron el persa, el romano o el chino, o como luego lo serían el español, el británico o en la actualidad el estadounidense.

 

La dominación se asegura militarmente, y por la cultura. E incluso esta última termina siendo, a largo plazo, más efectiva que las armas. Desde que hay sociedades de clases, siempre hay una cultura dominante que se impone y marca el ritmo a los dominados, a sus propios súbditos por así decir "naturales" y a los conquistados más allá de sus fronteras.

 

El conquistado se resiste, pero también se pliega al conquistador. Seguramente como mecanismo de sobrevivencia, la dinámica de esta relación amo-esclavo está marcada por esta incomprensible dialéctica: el esclavo, por lo común, termina pensando con la cabeza del amo. De ahí que la maldición de Malinche puede establecerse y ser efectiva. ¿Por qué, si no, un indígena latinoamericano querría pintarse el pelo del color de quien lo conquistó?

 

Este mecanismo de asimilación cultural donde el dominado repite las formas del dominador es universal. Por lo que enseña la comparación de distintos procesos históricos, puede verse que se da siempre, junto también a la rebelión. Es decir: lucha a muerte contra el opresor, pero también incorporación de su imagen para buscar controlarlo en la así llamada "realidad psíquica".

 

Todo ello también se cumple en Latinoamérica (¿por qué no habría de repetirse siendo un dispositivo psicológico universal?) De todos modos, entre uno y otro polo, entre la aceptación pasiva y la reacción rebelde, subversiva, que busca destruir al dominador, podemos priorizar uno u otro elemento. Y el que queremos levantar ahora, sin ocultarlo en lo más mínimo, es la reacción contra el imperialismo cultural del que seguimos siendo víctimas.

 

La dominación imperial (cualquiera sea, del pasado o del presente) busca integrar a los dominados como esclavos bien portados que le facilitan su proyecto imperial. Pero nunca falta un Espartaco que se levanta. O un Vietnam. Y tal como dijo el Che Guevara, necesitamos interminables Vietnam que se levanten contra el discurso hegemónico y unipolar que hoy representa el imperialismo conducido por Washington, y contra la pesada carga que nos sigue humillando y haciendo sentir unos "primitivos" junto a los "desarrollados" del Norte.

 

La idea final no puede ser crear división entre los distintos grupos humanos, representantes todos, finalmente, de la misma "raza". Pero sí vale puntualizar, como un momento de la lucha hacia ese mundo de igualdad que aún no se ha conseguido, que el supuesto desarrollo civilizatorio de una cultura "superior" a otra no es más que patraña. ¿Son "mejores" los que tienen el "buen" gusto de comer pasta con vino tinto en vez de anticucho o de usar ropa con colores pastel y no esos "primitivos" tonos vivaces de las guayaberas tropicales? Si alguien creyera que sí, verdaderamente es un primitivo.

 

Lo curioso, no obstante, es que el mundo está basado en esa idea. Y sin saberlo, sintiéndonos "superiores" algunos e "inferiores" otros, seguimos repitiendo la estructura. ¿Nos irá mejor en la vida si nos teñimos el cabello de rubio y copiamos las modas de los anglosajones dominantes?

 

De todos modos, producto de más de cinco siglos de dominación cultural, en Latinoamérica estamos adormecidos al respecto y en muy buena medida seguimos creyendo, como la Malinche, que lo que viene de afuera es necesariamente "mejor".

 

El "made in…" es ya una garantía de calidad. ¿Hasta cuándo vamos a seguir con ese complejo de inferioridad? Incluso en la izquierda se ha filtrado ese prejuicio, y el marxismo, en tanto teoría y llave para desarrollar una práctica revolucionaria, está concebido en clave europea siendo poco lo que se hizo en Latinoamérica por contextualizarlo y adecuarlo a nuestra realidad.

 

"Divide y reinarás" sintetizó Maquiavelo. Todos los ejercicios de poder imperial lo han puesto en práctica. El dominado, cuanto más divido esté, más fácil de dominar. En Latinoamérica, además de "acomplejados" con esto de sentirnos "sudacas" –el referente siempre está afuera: Europa o, actualmente, Estados Unidos– hemos estamos históricamente divididos, en todo: en términos políticos, económicos, pero fundamentalmente en lo cultural. Como dijo el argentino Adolfo Pérez Esquivel: "el único país que tiene en verdad una estrategia para el continente es Estados Unidos. Aunque claro que no es, precisamente, la más conveniente para los pueblos de la región".

 

Los tiempos están cambiando. ¿Acaso si no somos rubios no podemos hacer nada "importante"? ¿Estamos condenados a proveer al Norte (a precio de remate) sólo productos primarios y jugadores de fútbol? Si hay algo verdaderamente primitivo, bárbaro y salvaje entre los seres humanos es creerse superior a otro congénere.

 

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lucha contra la impunidad

·          

 

 

Muchas han sido las discusiones sobre la impunidad en Guatemala y, desde aquel momento en que se hablaba de los CICIACS hasta lo que fue la CICIG, hemos derrotado muros como la negación a la existencia de un sistema de impunidad que ha sido aliento de la corrupción, hasta llegar a la polémica sobre quién debe encabezar la batalla: estrictamente instituciones y ciudadanos guatemaltecos o contar con ayuda extranjera.

 

La verdad es que ya es un avance sustancial el aceptar que existe el problema, ahora lo que tenemos que encontrar es el convencimiento y el compromiso para derrotarlo como requisito fundamental para, por fin, permitir que el país utilice sus recursos en buscar el desarrollo y las oportunidades para todos sus ciudadanos.

 

Pero para ello, la justicia tiene que generar el sentimiento de universalidad sin entrar en consideraciones políticas o ideológicas respecto a los delincuentes. Cuando se es eficiente y contundente contra unos sabiendo que se está siendo absolutamente tolerante con otros, no es justicia.

 

Por ejemplo, por distintas razones y casos de peso, prácticamente todo el Gabinete del gobierno de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti está en la cárcel. Nuestra pregunta y la de muchos guatemaltecos es ¿dónde están los de los otros gobiernos? ¿Será que alguien cree que la corrupción empezó y terminó con el PP?

 

A la lucha contra la impunidad pareciera que se le ha querido poner ideologías y este tipo de situaciones son las que le dan mucho impulso a los detractores. Cuando al gobierno de los Colom Torres y sus funcionarios no se les procesa y a sus ministros se les deja impunes, incluyendo a quien autorizó los fondos para casos como Transurbano o los de Comunicaciones que pagaron obras sin respaldo presupuestario, etc., se genera el sentimiento de que con ellos se actúa con guante de seda.

 

El tiempo será el que dirá la verdad al respecto. Lo que sí entendemos es que será terriblemente dañino para el país que se repita lo del caso Portillo, cuando se le trató como el único Presidente corrupto sin procesar a sus antecesores y sucesores.

 

Queremos entonces reconocer los avances que se han hecho en el tema de lucha contra la corrupción. Pero también queremos que se amplíe el espectro para que de verdad se aplique la justicia a todos.

 

Es un secreto a gritos que Colom y sus ministros, Arzú y muchos otros poderosos, tendrían largas colas que machucarles. Ojalá y la justicia logre imponerse en esa batalla contra la impunidad que tenemos por delante.

 

 

 

 

 

 

 

 

Estado fallido + ¿De verdad queremos un cambio? + Refundemos el Estado + Impunidad gana terreno

 

 

Estado fallido

 

 

Hoy reportamos noticias sobre dos situaciones que evidencian cuán mal se encuentra el Estado que no puede cumplir ni con sus obligaciones más básicas. En primer lugar lo más grave y alarmante, que es la incapacidad de nuestro Sistema de Salud para reaccionar cubriendo la demanda en el momento en que se pueda producir un desastre natural o una tragedia en el país. Tenemos un rezago de por lo menos cuarenta años en cuanto a la cobertura y el caso del Hogar Seguro puso sobre el tapete la dificultad para atender emergencias de gran envergadura.

 

Guatemala es un país cruzado por abundantes fallas geológicas y un eventual terremoto sería fatal por esa incapacidad para atender víctimas, ni siquiera contando con el aporte de los hospitales privados que, de todos modos, resultan tan caros que están fuera del alcance de la mayoría de la población.

 

El otro caso es el de un Estado que no tiene capacidad para documentar a sus ciudadanos. Tanto en el Documento Personal de Identificación como con los pasaportes, se puede ver la caótica situación de un Estado ineficiente y verdaderamente fallido. Hoy el Canciller anunció la suspensión de los consulados móviles, lo que afectará a cientos de miles de compatriotas en Estados Unidos, justamente cuando más falta hace la asesoría y acompañamiento por las políticas discriminatorias de Trump contra los inmigrantes de origen latinoamericano.

 

La falta de cartillas para pasaportes, que acumula ya un déficit de 80 mil unidades para atender la demanda de los guatemaltecos en Estados Unidos, es del todo inaceptable, pero más grave aún es que esa gente no tenga ni el acompañamiento ni el soporte de su propio país en el peor momento de su estadía en aquella nación.

 

Pero la verdad es que si repasamos todo el espectro de las obligaciones del Estado veremos que la condición de fallido aparece por todos lados. No disponemos de eficiente seguridad, el Sistema de Justicia es, para usar las palabras de la Ministra de Salud, un verdadero chiste como se comprobó con el caso de la magistrada Stalling, quien fue capturada en condiciones que por sí solas justifican la prisión preventiva. Y siga contando, porque ni los gobiernos locales ni el gobierno central, no digamos el Legislativo, cumplen con su función y hemos generado un Estado que apenas es eficiente para fomentar la corrupción en cualquier área que se quiera considerar.

 

Dios ayude a nuestros migrantes y nos libre a nosotros de una tragedia de envergadura que ponga a prueba las condiciones de nuestro Sistema de Salud.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

¿De verdad queremos un cambio?

 

Siempre he pensado que tras lo ocurrido en el 2015 nos iba a llegar un momento en el que nos teníamos que definir, puesto que los dobles discursos, la doble moral y la hipocresía no tendrían cabida en una nueva Guatemala

.

Claro que tener distintas opiniones no es lo identificado con anterioridad y creo que la base de una democracia es que los ciudadanos podamos debatir y defender nuestros puntos con pasión, respeto y sobre todo argumentos, pero lo que vemos en el país no es un debate de "altura" sino las expresiones de aquellos que cada día se han tenido que ir desenmascarando más para evitar a toda costa que se eliminen los privilegios que dan la corrupción y la impunidad.

 

Un tema de salud me dejó fuera de las páginas el jueves, pero el martes hacía hincapié en que desde dos mundos diferentes, las autoridades indígenas y un abogado que atiende a las clases más altas del país, encontraban puntos en común quizá sin haberse puesto de acuerdo, y mi opinión es que eso demuestra que sí hay gente que desea cambios reales y que solo se requiere de un poco más de voluntad y madurez para encontrar ese terreno común.

 

Los enemigos del cambio son amigos de la desinformación, de las campañas negras y de hacer las cosas sin dar la cara y por eso es que usted ve redes de cuentas anónimas que tienen epicentros muy claros y marcados por la forma en que retwitean/comparten los mensajes. Ellos también sin hablarse quizá (o talvez están más juntos de lo que se cree) se han terminado uniendo por la causa común de que las cosas no cambien.

 

De todo hay en la viña del Señor, pero resulta que muchos sindicados de distintos orígenes sociales se han terminado uniendo en argumentos en contra del avance de la justicia, pero lo curioso es que no plantean más alternativas que detener todo lo que está pasando y regresar al pasado.

 

Plantean que la aplicación de la ley es un freno al desarrollo y seguro pensarán que en los países con más desarrollo humano existía un sistema basado en privilegios, corrupción, impunidad y tráfico de influencias.

 

La situación actual de las cosas no solo no ofrece futuro a millones, sino que, además, no plantea sostenibilidad a quienes desde el sector privado están haciendo las cosas bien y honradamente.

 

El que desea obtener una licencia estatal o municipal por las buenas, por ejemplo, vive un calvario que no experimenta el pícaro (salvo que lo capturen) y es entonces en dónde dicen que es una injusticia la aplicación de la ley, cuando en realidad lo que procedería decir es que el sistema es una vaina que debemos cambiar.

 

Yo me resisto a pensar que la nueva Guatemala descanse sobre premisas de más impunidad, más corrupción, privilegios y tráfico de influencias y si de verdad eso es lo que se desea, entonces luego nadie se podrá sorprender cuando este país estalle, todo reviente en mil pedazos y debamos ver qué reconstruimos de las cenizas.

 

Indígenas, ladinos, migrantes, ricos o pobres que deseemos cambios, tenemos la harta obligación de unirnos para lograr una Guatemala mejor, más incluyente y con un Estado de derecho sólido e independiente.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

Refundemos el Estado

 

 

Ha transcurrido más de un año de la instalación del "nuevo gobierno" y las esperanzas de cambio y transformaciones se han derrumbado ante el develamiento de las reales intenciones e intereses del sector gobernante. La agenda delineada de la transformación posmovilización social en 2015, quedó relegada.

 

Sociológicamente el actual gobierno no es más que la expresión política del sector oligárquico guatemalteco, en clara alianza con interés del sector militar y es a la luz de esta caracterización que hay que analizar la naturaleza y objetivos de sus políticas y la forma en que estas se expresan en la realidad nacional.

 

Continuidad de actos de corrupción, malversación de fondos, actuaciones que difieren a todas luces del momento histórico, político, económico y social que vive el país, pretensiones de retorno a imponer un modelo del ejercicio del poder bajo los esquemas represivos y autoritarios de las dictaduras militares, profundización de la agenda neoliberal a partir del ensanchamiento de los privilegios fiscales injustificados y ceder el territorio al capital transnacional para el saqueo de los recursos naturales, ha sido la tónica de más de un año de FCN-Nación en el Organismo Ejecutivo.

 

Por su parte y tal como ha sido anunciado en diversos medios de información, tanto el Organismo Legislativo como Judicial, están al igual que el Ejecutivo en crisis. Según Prensa Libre 1 de cada 6 diputados están enfrentados a procesos legales producto de replicar el modelo clientelar y corrupto. Así mismo, 3 de 13 magistrados de la CSJ están en prisión y por lo tanto la legitimidad de los tres poderes del Estado cuestionados en su legitimidad y validez para conducir los destinos del país.

 

A estos hechos hay que agregar la inoperancia o la toma de control de la institucionalidad para generar procesos delictivos que van desde el robo del erario público o el beneficio de estructuras del crimen organizado, como en los hechos que culminaron con la quema de más de 40 niñas del hogar de "protección" o bien la pretensión de interpelar en el Congreso de la República a una de las pocas funcionarias capaces y honestas de este Gobierno.

 

Es de esa cuenta que organizaciones como Waqib' Kej afirman que con el Estado-nación actual, la oligarquía y su instrumento de represión –el Ejército– han tratado en vano de imponer un proyecto de sociedad homogénea, han formulado leyes, creado instituciones y aplicado políticas que reproducen su exclusión e impiden su representación como pueblos en los organismos del Estado, el ejercicio de sus derechos colectivos a la libre determinación, al autogobierno, al territorio, al desarrollo pleno de sus sistemas jurídicos, de salud y productivos, a vivir plenamente su identidad y cosmovisión, etc. Más allá, confirma que el Estado no garantiza el bien común.

 

Estos hechos evidencian con claridad el rumbo que se pretende imponer, estamos ante un proceso que desea realizar ciertos cambios, para no cambiar nada y refundar la continuidad del proyecto oligárquico en un escenario globalizado, bajo una modalidad autoritaria y represiva. De ahí que se hace necesario repensar el Estado guatemalteco y conducir nuestros esfuerzos hacia la construcción de otro, porque en resumen este fracasó en su misión y de continuar es como ir directo al abismo.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Impunidad gana terreno

 

 

Ayer quedaron en evidencia los rostros evidentemente opuestos en la línea que se puede explicar el tema de la Justicia en Guatemala y la dramática crisis de institucionalidad que se vive con los dinosaurios de la impunidad que han perdido el miedo y se quitan las máscaras.

 

Blanca Stalling, recibió arresto domiciliario tras el pago de 300 mil quetzales de fianza por el fallo de una sala que argumentó que el juez contralor no justificó su fallo de manera adecuada cuando la ligó a proceso con prisión preventiva.

 

Está tan mal el sistema de justicia que nos hace dudar, inclusive, si el juez no dejó de fundamentar su resolución sabiendo que le abría las puertas a la defensa de Stalling para poder presentar este recurso que, finalmente, la terminará dejando con todas sus capacidades de ejercer sus influencias.

 

Recordemos que Stalling está siendo procesada por interferir como magistrada ante un juez para que beneficiara a su hijo, Otto Molina, sindicado por corrupción en el IGSS. A eso, debe sumarse que se disfrazó e intentó darse a la fuga el día que se emitió orden de captura en su contra. ¿Habrá una persona con más razones para guardar prisión preventiva que alguien con tal disposición a interferir en los procesos y huir de la justicia? Si al término impunidad se le quiere poner rostro, este caso hace fácil el empeño porque demuestra cómo se opera aquí.

 

Cada vez se seguirá sintiendo la orilla más lejos en la lucha por una justicia independiente y cumplida si seguimos siendo derrotados en buenos procesos por aquellos que tienen que cumplir con sus deudas ante las mafias.

 

Por otro lado, tenemos el reconocimiento internacional a las acciones que desde el Ministerio Público se están llevando a cabo contra la impunidad y la corrupción, en el que piden no solo que se mantenga el apoyo político sino que el financiero para garantizar la capacidad de cumplir con su función sin limitaciones.

 

En una entrevista con el canal CNN, la Fiscal General explicó de esos mensajes que ha recibido de las personas e instituciones de los distintos organismos estadounidenses e hizo una referencia clara a la actitud de algunos guatemaltecos cuando dijo que muchos critican la injerencia extranjera pero no condenan la corrupción que mantiene al país arrodillado.

 

Es importante identificar los roles que cada uno está jugando. Ya no queda mucha opción dónde colocarse porque cada vez es más claro y fácil identificar quién ayuda a la justicia y quien es soldado de la impunidad, pretendiendo continuar con viejos vicios.